Página Oficial de la Asociación "Iniciativa Cultural Barbacana"  de Calatorao


 
PRINCIPAL

Barbacana

Publicaciones

Exposiciones

Libro de Visita

Blogs

 


ALGUNOS DATOS HISTÓRICOS SOBRE LA SANIDAD EN CALATORAO.
Publicado en Ador nº X. 2006



Desde la Asociación Barbacana queremos contribuir al número de la revista Ador dedicado a la sanidad, con algunos datos puntuales sobre diferentes aspectos de las condiciones sanitarias de Calatorao a lo largo de la historia. En concreto la situación sanitaria de Calatorao en 1913 y algunos datos de la peste de 1804 y 1809. También añadimos un glosario de términos locales referentes a enfermedades y remedios caseros.

SITUACIÓN SANITARIA DE CALATORAO EN EL AÑO 1913.

Reproducimos a continuación el texto íntegro de un documento referente a la situación sanitaria de Calatorao a principios del siglo XX. En concreto este documento fue elaborado por el Ayuntamiento en contestación al cuestionario dirigido por la Inspección General de Sanidad. El texto es el siguiente:

Las calles plazas y demás vías públicas tienen suficiente amplitud con pavimentación de tierra permeable y aceradas en su mayor extensión con pendientes bastantes para que discurran libremente las aguas: habiendo el personal necesario para su conservación y policía.
Las condiciones higiénicas de los edificios en general medianas, algunas malas, otras buenas.
Alcantarillado no existe: pozos negros sistema primitivo, careciendo de su sistema para la separación, conducción y transporte de productos excrementicios.
Las Escuelas nuevas y en buenas condiciones higiénicas; no existe Hospicio y bastante deficientes el Hospital y Asilo, consistiendo estas deficiencias en carencia de amplitud.
Dos lavaderos en buenas condiciones y no existen baños públicos.
Dos posadas en buenas condiciones sometidas a régimen sanitario de la localidad.
Existen varios establecimientos llamados parideras dentro de la población que tienen por objeto albergar el ganado lanar y cabrío, existen dos molinos harineros a bastante distancia de la población y un molino oleario enclavado dentro de la misma, cuyas aguas de desecho desahogan en la acequia de matafuegos que circunda a la población en su mayor parte advirtiendo que estas aguas son exclusivamente de riego. Existe también una fábrica de alcoholes y tártaros y contigua a ésta, una de aceite industrial, separadas de la población únicamente por una carretera y limitando al mediodía con el camino de la estación; haciendo constar que el agua de desecho, recorre en tubos subterráneos hasta el punto de desagüe que será próximamente 300 metros en el río Jalón, no existiendo régimen sanitario especial en estos establecimientos. Existen también dos fabricas de luz eléctrica, la una separada de la población 400 metros y a otra 2 km.
No existen charcas ni lagunas, pero sí estercoleros, establos corrales y cuadras que sirven de encierros a los animales y que reúnen medianas condiciones de salubridad.
Cementerio separado de la población dos kilómetros y medio convenientemente emplazado, no ofrece peligro alguno a la salud pública.
Macelo de suficiente amplitud a más de 300 metros de la población y aguas en abundancia pudiendo decirse reúne condiciones higiénicas, no existe mercado de abastos y para su régimen y policía está encargado el Inspector Veterinario.
Número de reses lanares sacrificadas en el quinquenio 24.500; ídem cabríos 500; vacunos 300 y 2.000 de cerdo.
Epizootía de glosopeda en 1906, en el ganado vacuno con algunas invasiones y una sola defunción.
Agua de alimentación de fuente y del río Jalón, ambas abundantes, las primeras reúnen medianas condiciones de potabilidad, pues aunque transparentes, ni disuelven bien el jabón ni cuecen las legumbres, no pudiendo determinar su composición química por carecer de medios necesarios y respecto de las aguas de río se encuentran en las mismas condiciones si va bien son algo más potable.
Industrias fabriles y agrícolas las expresadas en el número 3, empleando veinte operarios diarios; e industrias mineras, las canteras de piedra (mármol negro) viviendo todos los obreros dentro de la población.
La alimentación del obrero y familias es mixta, dominando la vegetal. Se hace bastante uso con las bebidas alcohólicas en la clase obrera manifestándose principalmente por congestiones cerebrales, temblores y bastantes tuberculosis.
Lo mas frecuente en los mineros las heridas y contusiones.
Alimentación ordinaria es mixta dominando la vegetal principalmente en la casa pobre. Los productos alimenticios naturales a la localidad son el trigo, patatas, judías, habas, guisantes, panizo y verduras en general; consumiéndose sobre 60.000 kilos de carne anualmente. Produce por término medio 10.000 hectólitros de trigo, consumiéndose 8.000, y 1.000 de maíz. Recolección de 4.000 hectolitros de vino clase tinto; y se consumen 3.000.
La población en general es sana.
No existe el paludismo.
No ha habido epidemias de paludismo.
Se conoce la sífilis en la localidad, que aunque pocos nunca falta algún caso.
No hay leprosos.
Existen cancerosos de tres a cuatro ordinariamente.
Sordomudos 2, uno de cada sexo, dedicándose uno a las faenas del campo y el otro a las faenas propias de su sexo.
Cuatro ciegos: dos varones y dos hembras.
Hay un loco. Mendigos doce naturales de la población y bastantes transeúntes.
Cubrir la acequia llamada de matafuegos al objeto de impedir se depositen substancias insalubres que por su evaporación perjudiquen a la salud pública, sustituyendo esta falta de agua por otra en mejores condiciones dentro de lo posible. Prohibir los sitios o lugares que existen dentro de la población y que sirven para albergue de ganado vacuno y lanar, principalmente y estando enclavado el Hospital en el centro de la población y no reuniendo condiciones es conveniente la edificación en otro sitio mas adecuado y dentro de las condiciones higiénicas.
Respecto de policía urbana y régimen sanitario se observan los preceptos en la Instrucción General de Sanidad, aplicados a la población.
El Municipio cuenta con el profesorado correspondiente Farmacia, Hospital y lavadero para ropas de enfermos.

Calatorao 28 de Mayo de 1913.
El Alcalde

ESTADÍSTICA DEMOGRÁFICO SANITARIA DE 1906 A 1910

Número de habitantes según censo 2.785
Defunciones por causas, por edades, y por sexos ocurridos en este término municipal durante el quinquenio de 1906 a 1910:

Fiebre tifoidea (tifus abdominal) 6 personas: 1 hembra de 1 a 4 años. 3 varones de 5 a 19 años. 1 varón de 20 a 39 años. 1 hembra de más de 60 años.
Viruela: 1 hembra de más de 60 años.
Sarampión 8 personas: 3 varones de menos de 1 año. 1 hembra de menos de 1 año. 1 varón de 1 a 4 años. 3 hebras de 1 a 4 años.

Escarlatina 4 personas: 1 hembra de menos de 1 año. 3 varones de 1 a 4 años.
Coqueluche 2 personas: 1 varón de menos de 1 año. 1 hembra de menos de 1 año.
Difteria y cruz
Gripe 2 personas: 1 varón de 1 a 4 años. 1 varón de 60 en adelante.

Otras enfermedades epidémicas 24 personas: 4 varones de menos de 1 año. 3 hembras de menos de 1 año. 5 varones de 1 a 4 años. 4 hembras de 1 a 4 años. 3 varones de 5 a 19 años. 1 varón de 20 a 39 años. 1 hembra de 20 a 39 años. 1 varón de más de 60 años. 2 hembras de 60 en adelante.
Tuberculosis pulmonar 3 personas: 1 varón de 5 a 19 años. 1 varón de 20 a 39 años. 1 hembra de 20 a 39 años.
Tuberculosis de la meninges: 1 hembra de 5 a 19 años.
Otras tuberculosis 22 personas: 1 varón de menos  de 1 año. 3 hembras de menos de 1 año. 2 varones de 1 a 4 años. 2 hembras de 5 a 19 años. 2 varones de 20 a 39 años. 5 hembras de 20 a 39 años. 4 varones de 40 a 59 años. 1 hembra de 40 a 59 años. 1 varón de 60 en adelante. 1 hembra de 60 en adelante.

Sífilis: 1 varón.
Cáncer y otro tumores malignos 5 personas: 1 hembra de 20 a 39 años. 2 varones de 40 a 59 años. 1 hembra de 40 a 59 años. 1 varón de 60 en adelante.
Meningitis simple 43 personas: 14 varones de menos  de 1 año. 7 hembras de menos de 1 año. 4 varones de 1 a 4 años. 6 hembras de 1 a 4 años. 3 varones de 5 a 19 años. 5 hembras de 5 a 19 años. 1 varón de 20 a 39 años. 1 hembras de 20 a 39 años. 1 varón de 40 a 59 años. 1 varón de 60 en adelante.
Congestión, hemorragia y reblandecimiento cerebral 21 personas: 3 varones de menos  de 1 año. 1 hembra de menos de 1 año. 1 varón de 1 a 4 años. 1 hembra de 5 a 19 años. 1 varón de 20 a 39 años. 6 varones de 40 a 59 años. 6 varones de 60 en adelante. 2 hembras de 60 en adelante.
Enfermedades orgánicas del corazón 29 personas: 1 varón de 1 a 4 años. 1 hembra de 1 a 4 años. 3 varones de 20 a 39 años. 2 hembras de 20 a 39 años. 4 varones de 40 a 59 años. 3 hembras de 40 a 59 años. 6 varones de 60 en adelante. 9 hembras de 60 en adelante.
Bronquitis aguda 16 personas: 5 varones de menos de 1 año. 7 hembras de menos de 1 año. 1 varón de 1 a 4 años. 2 hembras de 1 a 4 años. 1 hembra de 60 en adelante.
Bronquitis crónica 12 personas: 7 hembras de menos de 1 año. 1 hembra de 1 a 4 años. 4 hembras de 60 en adelante.
Pneumonía 11 personas: 1 varón de menos de 1 año. 1 hembra de 1 a 4 años. 2 varones de 20 a 39 años. 2 hembras de 40 a 59 años. 3 varones de 60 en adelante. 2 hembras de 60 en adelante.

Otras enfermedades del aparato respiratorio.
Afecciones del estómago (excepto cáncer) 18 personas: 1 varón de menos de 1 año. 3 hembras de menos de 1 año. 2 varones de 1 a 4 años. 2 varones de 40 a 59 años. 3 hembras de 40 a 59 años. 1 varón de 60 años en adelante. 6 hembras de 60 en adelante.
Diarrea y enteritis 3 personas: 1 varón de menos de 1 año. 1 varón de 5 a 19 años. 1 varón de 60 años en adelante.
Diarrea en menores de 2 años 15 personas: 5 varones de menos del año. 10 hembras de menos de 1 año.
Hernias, obstrucciones intestinales.
Cirrosis del hígado 3 personas: 1 varón de 20 a 39 años. 1 hembra de 40 a 59 años. 1 varón de 60 años en adelante.
Nefritis y mal de Bright 7 personas: 1 hembra de menos de 1 año. 1 varón de 20 a 39 años. 1 hembra de 20 a 39 años. 2 varones de 40 a 59 años. 1 hembra de 40 a 59 años. 1 hembra de 60 en adelante.
Otras enfermedades de los riñones y vejiga 3 personas: 1 varón de menos de 1 año. 1 varón de 60 en adelante. 1 hembra de 60 en adelante.
Tumores no cancerosos y otras de los órganos genitales femeninos.
Septicemia puerperal.

Otros accidentes puerperales 2 hembra de 20 a 39 años.
Debilidad congénita y vicios de conformación 29 personas: 14 varones de menos de 1 año. 14 hembras de menos de 1 año. 1 hembra de 1 a 4 años.
Debilidad senil 27 personas: 11 varones de 60 en adelante. 16 hembras de 60 en adelante.

DIFERENTES TÉRMINOS LOCALES QUE HACEN REFERENCIA A ENFERMEDADES

Andadera: Bultos que se forma en las ingles, en las asilas etc.
Antiparras:         Lentes, gafas

Anzuelo:  Orzuelo
Arrojar:   Vomitar
Arrojo:    Sarpullido
Chemecar: Sollozar, quejarse
Cólico Miserere:  Apendicitis
Dentera:   Apetito de comer alguna cosa provocado por su presencia. Sensación desagradable que se sufre en los dientes.
Encarnadura: Aptitud buena o mala de las heridas, rozaduras, etc. Para cicatrizar pronto. Así se dice que tiene buena o mala encarnadura
Gomitar:  Vomitar
Indición : Inyección
Jarapotes:  Medicinas, potingues, bebida poco apetecible
Libiano:   Pulmón
Malagana: Desgana, inapetencia, extremada debilidad o flojedad del estomago producida por el hambre
Mantudo:  Triste, enfermizo, melancólico, pensativo, preocupado. Se aplica sobre todo a los pollos y gallinas enfermos, y se hace comparación por extensión a las persona (paize un pollo mantudo), alicaído mensigo.
Melico:     Ombligo
Mielsa:     Bazo, cachaza, tranquilidad
Morreras: Erupción en  los labios
Pajuelas : Varicela
Pita: Se dice de la persona recuperada después de una enfermedad
Quebrazas: Grietas, que se suelen producir del frío en las manos. Y en pieles secas, en pies y manos
Quejón: Quejicoso,  persona quejita
Rascuñazo:         Rasguño
Sarrampión:       Sarampión
Torzón :   Torcedura, cólico

LA PESTE DE 1804 Y DE 1809

Ya en enero de 1803 muere Petra Berdejo, de 16 años, de epidemia. Pero es en 1904 cuando la enfermedad hace estragos. Mueren 13 personas en febrero, 7 en marzo, 9 en Abril, 34 en mayo, 34 en junio, 31 en julio, 8 en agosto y 9 en septiembre. Las defunciones en el año totalizan 160. Los días 16 y 17 de mayo mueren cuatro personas cada día, y hay doce días en el año en que mueren tres personas por día. Entre los difuntos hay 28 niños de sarampión, y de algunos adultos se hace notar que fallecen de enfermedad epidémica.

Respecto a la peste de 1809, el 17 de marzo de 1809 comienzan a llegar a Calatorao los que salieron de Zaragoza después del Segundo Sitio. Este día viene primero un incógnito, que parecía ser de 20 a 24 años, enfermo según su aspecto de los del contagio de Zaragoza en el segundo asedio. No se le halló lesión ni herida alguna, según relación de la Justicia, y murió de debilidad en su enfermedad, según deposición de los físicos. Se encontró muerto al  norte del Palacio de Ilmo. Cabildo Metropolitano de Zaragoza (Castillo) y nadie dio razón de su llegada a este pueblo ni de conocerlo.

ALGUNOS REMEDIOS CASEROS QUE SE APLICAN EN CALATORAO

Ventosas para la congestión pulmonar o enfriamientos: Para eliminar la congestión pulmonar se aplicaban unas ventosas que consistían en poner unas monedas de perra gorda en el pecho o la espalda. Sobre ellas un algodón impregnado en alcohol; se prendía el algodón con una cerilla e inmediatamente se colocaba un vaso de cristal, el fuego se apaga y el vaso hace una ventosa sobre la piel, en el momento que la piel se empezaba a amoratar se retiraba el vaso. Se repetía sobre varias zonas del pecho y de la espalda.
Cataplasma de raíces de malvavisco: Se cuece la raíz y cuando todavía está caliente se envuelve  en un trapo colocándola sobre el pecho.
Ardacho vivo para la caída del cabello: En una sartén honda se pone aceite y cuando está caliente se echa un ardacho (lagarto) vivo. Se tapa con una tapadera y se fríe a fuego lento, se deja reposar un rato y luego el aceite se pone en un recipiente y se hacen fricciones con él para recuperar el pelo.
Para el dolor de muelas: Ajo machacado con miel, aplicándolo sobre la muela como si fuera un empaste. Anís o coñac en ella. Un algodoncito con mercromina en la caries.
Para recuperar el apetito: Por la mañana en ayunas. Se bate una yema de huevo con azúcar y vino quinado. Y se administra durante nueve días para recuperar el apetito.
Para los orzuelos: Pasar una llave de hierro antigua por el orzuelo diariamente hasta que desaparece.
Para el dolor de oídos: Unas gotas de leche materna en el oído. Un trozo de tocino dentro del oído. La creencia popular consideraba que dentro del oído había un gusano y estos productos se metían dentro del oído para alimentar al gusano y así dejaba de doler.
Para el dolor de cabeza: Se cocían dos cebollas, una de ellas se comía y la otra se colocaba a trozos en la parte donde se tenía el dolor.
Para los golondrinos (bultos en las axilas): Cebolla asada con aceite y sal y aplicarla en forma de cataplasma sobre el golondrino.
Para el dolor de tripas: Se lleva una botella de cristal al campo y se introduce un pepino en ella. Cuando el pepino ha crecido se llena la botella de anís matarratas y se deja macerar. Se toma en pequeñas dosis para curar el dolor de tripas.
Para el sarampión: Cuando empieza a salir la erupción del sarampión se envolvía al niño con tela roja de píes a cabeza ya que se tenía la creencia que el rojo se llama al sarampión, para que no le quedara nada dentro y se alivia la erupción.
Para cuando salen los dientes a los niños: Se coge un pincho volador, se cortan nueve nudos de la planta. Se pasan por un hilo a modo de collar y se pone en el cuello del niño.
Tos ferina: Se llevaba a las personas con tos ferina a la vía del tren. (puede ser por las traviesas de las vías).
Dolores de costado o cadera: Calentar salvado en una sartén, meterlo en un saquillo y aplicar en el dolor, hasta que se enfría.
Reuma: Friegas con agua de remolacha (de azúcar).
Estreñimiento: Aceite de ricino en ayunas.
Las morreras: Frotar con medio diente de ajo.
Para bajar la tensión: Infusión de hojas de olivo. Se practicaban sangrías.
Hemorroides: Poner sobre ellas medio tomate.
Para sacar una mota de un ojo: Con un pelo del morro de una liebre. El pelo al pasarlo por el ojo atrae la mota.
Grano ciego: Poner un emplasto con un trozo de cebolla, a medio cocer, y un poco de manteca de cerdo. Poner un emplasto de arcilla humedecida.
Rodiadedos: Meter el dedo en un huevo fresco varias veces al día, rompiendo un poco de la cáscara.

Barbacana2007©

 

©BARBACANA 2007

Colabora el Excmo.  Ayuntamiento de Calatorao.