Página Oficial de la Asociación "Iniciativa Cultural Barbacana"  de Calatorao


 
PRINCIPAL

Barbacana

Publicaciones

Exposiciones

Libro de Visita

Blogs

 


HOY COMO AYER
Publicado en fiestas 1998


Se inician las obras en el Castillo

En los últimos años el castillo de Calatorao estaba en un lamentable estado de abandono y suciedad debido a que nadie lo habitaba y la preocupación por su mantenimiento era nula. El que podía arreglarlo no lo hacía y al que quiso hacerlo no le estaba permitido por no ser de su propiedad.

Afortunadamente hoy el castillo es de propiedad municipal y ya se han iniciado las obras de restauración. Si bien no han sido las únicas que ha conocido el castillo a lo largo de su historia, ya que .........

Los canónigos de Santa María La Mayor del Pilar contratan con Çalema Xama, moro, maestro de la villa, una obra en su castillo de Calatorao.

Archivo Histórico Notarial de Zaragoza,

Notario: Miguel de Villanueva. 1.504, ff. 120 v-124 v.

El 20 de febrero de 1504 se inicia la primera gran reparación conocida del Castillo. Si nos situamos en este año, por el contrato de la obra que se hace podemos comprobar que su estado era deplorable. Pero en esta ocasión el castillo estaba habitado, haciéndose necesaria esta obra de 1.504 y otra complementaria en 1.509.

¿Cómo pudo llegar a este estado el Castillo? Por documentos que se conservan podemos comprobar que en los años de 1.400 es tal la pobreza de los arrendatarios de las tierras del Pilar en este pueblo, a causa de las calamidades y enfermedades, que el Cabildo se ve obligado a perdonar unas deudas a cristianos y moros que alcanzaban la cantidad de 24.000 sueldos. En este ambiente el Cabildo no puede "invertir", pero llega 1.500 y hay unos años de euforia, aumentan los arriendos y se roturan tierras que antes nadie quería. Con este auge de la economía el Cabildo encarga a Çalema Xama en 1504 y a Mahoma Llabar en 1509 unas obras de acondicionamiento del Castillo.

Para conocer la verdadera importancia de esta obra hay que situar el Castillo en su época, muy parecido al resto de los palacios aragoneses. Existían cuatro plantas y la bodega, que no se cita por no haberse hecho reparación alguna en ella.

1. -PLANTA BAJA: Con el cancel de entrada al Castillo, el "patin" o pequeño patio (zaguán) y el patio abierto central llamado por los canónigos "cortillo" con su pozo o cisterna y alrededor unas dependencias de las que únicamente citan las caballerizas, y en el interior de las mismas otra que aunque no la citan con este nombre se llamaba "la necesaria o la secreta". También estaban las escaleras de acceso a la planta principal una a la Sala Principal y otra a la cocina sin especificar muy bien cuál era la de la Sala.

2. - LA PLANTA ENTRESUELO: Ocupada por la cocina y el servicio, con su acceso por una escalera diferente de la del Señor. En esta planta han de hacerse bastantes reparaciones en suelos, paredes, chimeneas, desagües, etc.

3. - LA PLANTA NOBLE O PRINCIPAL: Destaca su Sala Principal a la que se accedía por su propia escalera que salía enfrente de su puerta. Diversas salas rodeaban el patio, y destacan dos que había que suponer existían pero nunca más se han citado, que eran la "Capilla" que en otros palacios se llama el Oratorio y la "Sala del Alcayde".

4.- LOS MIRADORES: En la parte alta de las casas y Palacios de la época había un piso alto donde había gallinas, palomas, enjambres y a veces vivían algunos criados, esta zona recibía el nombre de " Falsa cubierta" nombre del que únicamente nos queda la primera palabra " La falsa". Este granero estaba rodeado de una galería de arcos semicirculares que ventilaban y adornaban el edificio, sólo se hacían en las fachadas que daban a la calle. La única obra que se hará será la escalera de acceso.

DETALLES INTERESANTES

No podemos dejar de citar algunos detalles de construcción de la época que salen en este contrato.

Las habitaciones o cuartos se llamaban: Salas las importantes, saletas las menores, que solían estar adosadas a las salas ( parecidas a las alcobas interiores de hace unos años), los patios, que no eran patios como lo entendemos ahora al descubierto sino unas habitaciones de paso a otras dos. Retretes o retretas que eran unas pequeñas habitaciones que se comunicaban con las saletas, y no tenían nada que ver con nuestros viejos retretes llamados wateres en la actualidad. Un pequeño cuarto situado en las caballerizas o debajo de la cocina llamado "la necesaria" o "la secreta" que era donde había una tabla con un agujero que desaguaba al pozo donde iban las aguas sucias de la cocina, éste sí es el water de aquellos tiempos que todavía siguió existiendo hasta los años 60 cuando se instaló el agua corriente.

Las chimeneas estaban en la Sala principal, Sala Baja y en la cocina, y en alguna sala más. Se hacían con el caño sobrepuesto al muro o del modo llamado " a la francesa" cavándola en el muro todo lo que se podía, en la obra se hacen de los dos tipos, pero sobre todo está claro que para no quemar el maderamen de la falsa han de salir 4 palmos de la muralla.

Los pozos eran necesarios, uno es el que recogía "el aguaviessa del fregadero de la cocina". Otros recogían el agua de lluvia del patio, y el más necesario era el que servía para el agua destinada a beber.

Las escaleras estaban por todos los sitios imaginables y comunicaban todas las plantas, aunque en esta época ya se inicia la moda de dejar una escalera principal y alguna más para el servicio y accesos a miradores.

En los accesos al edificio destaca "el Cancel" que es una doble puerta (o jambas) donde se coloca la puerta principal y también es la entrada de un portal.

Las ventanas son de dos clases "correderas" o ventanas normales, y "miraderas" que aprovechando el espesor de muro lo rebajaban y hacían un banco al que colocaban una fusta o tabla para sentarse cómodamente apoyando los brazos en el antepecho. También se construyen unas ventanas estrechas con un hierro en medio llamadas "saeteras", tienen su origen en el uso de las saetas o flechas para su defensa, pero entonces su misión era la de impedir, por su estrechez, el paso de una persona, ya que se colocaban en la planta baja.

Una de las labores más repetidas, hasta nueve veces, es la de "spalmar y raher las paredes y todo fecho a plana con algez de cedaço assy en las paredes como en las vueltas, que quede todo muy bien acabado" esto supone igualar las paredes, raderlas quitar entostas que fallen, y que se haga el trabajo en fino, con la llana y el yeso cernido o cribado. Salen aquí dos palabras que aún existen: entosta y aljezón.

RESUMEN DEL DOCUMENTO

Dicho lo anterior, pasamos a describir las obras realizadas agrupándolas por plantas.

1.-PLANTA BAJA

EL PATIN

Limpieza de paredes y lavado de las mismas, nivelar el suelo y construir la boca del pozo.

RETRETA QUE HAY ENTRANDO A LA DERECHA

Abrir una puerta al cuarto y hacer que este retrete sea cancel del castillo.

LA ESCALERA PARA LA COCINA

Cerrar una puerta (que está debajo de la cocina) y abrir dos puertas, una en el rellano y otra para entrar a la cocina.

LA CABALLERIZA

Colocar una puerta a la entrada y hacer un arco bien hecho. Hacer unos pesebres y una saetera, construir un pozo y dos sitios de letrina encima del pozo, ponerles su tabla en los dos sitios.

HACER 4 PILARES EN LA PARED DEL PATIO

En la pared del castillo, al lado de la entrada, debajo de las paredes que se han enderezado hacer cuatro pilares: El uno en la cantonada y el otro en la cruz de la pared de dentro, los otros dos pilares en medio bien compartidos.

EN EL CORTILLO

Hacer dos pilares, poner su sobreportal y haciendo un arco rebajado asentar allí la puerta que hoy está a la entrada del castillo.

2.- LOS ENTRESUELOS

EN LA COCINA

Abrir una ventana corrediza al patio del Cortillo, y arreglar los suelos y paredes de la cocina. En la chimenea colocar solaretes y proteger el madero que tiene. Hacer una salida para el agua sucia por un conducto que vaya a dar a la letrina. Hacer una escalera al retretico que está encima de la cocina.

PATIO PARA LOS ENTRESUELOS Y DOS ESTANCIAS

Subiendo por la escalera en el rellano, abrir una puerta para entrar en un patio en los entresuelos, y allí hacer dos estancias, una será un retrete y la otra una saleta, con sus ventanas miraderas con sus antepechos y bancos.

Arreglar las paredes y suelos de los entresuelos. Y construir una chimenea metida en la pared todo lo que se pueda como la de Mosen Aluenda pero toda llana.

3.- PISO PRINCIPAL

LA SALA PRINCIPAL:

En la puerta principal de la sala hacer unos batederos y asentar su sobreportal.

A mano izquierda abrir una puerta para el patio que da a la saleta y la retreta, y abrir dos ventanas, dentro del retrete hacer una ventana miradera, arreglar las paredes y suelos y construir una chimenea.

EN EL PATIO QUE HAY ENCIMA DE LA COCINA

A la entrada del castillo, abrir una puerta para dos estancias que sean una retrete y la otra capilla, y abrir sus ventanas en cada estancia cerrando una puerta que sale a los corredores.

ESCALERA DEL MIRADOR

Asentar una puerta en la escalera del mirador (galería de arcos) y cerrar la trampa de la escalera vieja que sube al mirador con vigas de madera y yeso.

EN EL PORTAL DE LOS CORREDORES

Asentar una puerta en el portal de los corredores que salen a la sala del Alcayde.

CONDICIONES

El maestre Çalema Xama solamente ponga sus manos y peones, el resto lo han de poner los señores, a saber: algez, rejola, fusta, clavazón, agua, sogas, puertas y ventanas y toda cualquier cosa de hierro.

Todo esto los señyores tienen que darlo puesto dentro el patín del dicho castillo a costas de la señoría.

Al maestro y criados suyos le darán los señores posada franca y camas y todo lo necesario al servicio del maestro y sus criados, y darle paja franca para su mula.

La obra ha de ser reconocida por dos maestros el uno por parte de los dichos señyores, el otro por la parte del dicho maestro. Y si el maestro hace algo mas de lo capitulado por belleza o por provecho de la obra que sea visto por los dichos maestros de ambas partes.

Por toda la obra dan los señores 1.100 sueldos de esta manera: los 300 para empezar la obra, otros 300 a mitad, 250 al terminar y los otros 250 después de visitada la obra.

Testigos: Juan Moles, notario, y Mahoma La Çalema, moro, maestro de villa, vecinos de Zaragoza.

Barbacana2007©

 

©BARBACANA 2007

Colabora el Excmo.  Ayuntamiento de Calatorao.