LA CRÓNICA



 
 

La restauración de castillos, a debate

Calatorao acogió, del 10 al 12 de noviembre, la tercera edición de las jornadas sobre fortificaciones

Antonio Pérez, Jiménez Beltrán, Marta Felipe, Martín Llanas, Juanjo Moreno y José Manuel Clúa, en la

 
 

Querol, Callizo y Vicente Redón, visitaron la exposición.

Qué se está haciendo en materia de restauración de castillos y fortificaciones? ¿Se está haciendo bien? ¿Los vamos a recuperar tal y cómo eran? Estas son algunas de las preguntas que lanzaba Antonio Pérez al inicio de la tercera edición de las Jornadas de Castellología Aragonesa, celebradas en Calatorao del 10 al 12 de noviembre.

Y, para contestarlas, pasaron por estas jornadas representantes de distintas administraciones implicadas en la conservación de patrimonio y especialistas en la ejecución de las obras así como portavoces de centros de desarrollo rural y de instituciones preocupadas no sólo por la recuperación arquitectónica de los edificios, sino también por su aprovechamiento para el entorno en el que se encuentran.

En esta tercera edición las jornadas han dejado a un lado la historia y se han centrado en un tema de actualidad que daba pie a la polémica. Se buscaban los distintos puntos de vista de arquitectos, arqueólogos, restauradores y políticos y todos los que pasaron por la mesa de ponencias los aportaron. "Estaba previsto que hubiera polémica y, además, eso es lo bonito, que la gente manifieste sus puntos de vista", aseguró el presidente de Barbacana.

La diferencia de criterios a la hora de restaurar las fortificaciones ya quedó patente en la inauguración de estas jornadas, que contó con la asistencia del vicepresidente de Turismo, Javier Callizo, y del director general de Patrimonio de la DGA, Jaime Vicente Redón. Este último constató la dificultad de "establecer unos criterios uniformes" y válidos para todos los colectivos interesados en la recuperación de fortificaciones, así como la pérdida de funcionalidad de estos edificios, como uno de los problemas más graves a los que se enfrentan..
 

En cualquier caso, el rigor histórico es el factor común para todos las personas que han hablado estos días de restauración de fortificaciones, desde los representantes de la DGA hasta los de Barbacana y Arca, para cuyo presidente, Carlos Querol, el incremento del "turismo rural" es una "oportunidad única para muchas comarca que cada vez están perdiendo más población".

Por su parte, el vicepresidente de Turismo destacó la necesidad de que las administraciones trabajen de forma conjunta y coordinada en la gestión de los fondos destinados a la restauración del patrimonio.

Un total de 180 personas se han inscrito en estas jornadas y la participación en cada conferencia ha sido bastante alta, con una media aproximada de 80 personas. Muchos de los inscritos eran de la comarca, pero también se ha contado, según destacaba Antonio Pérez, con "gente de fuera muy preparada, como arqueólogos, responsables de patrimonio o profesores universitarios". También destacó que, por primera vez, ha participación de la Asociación Española de Amigos de los Castillos.

De la conferencia impartida por uno de sus representantes sobre la recuperación del castillo de Villafuerte, se extrajo otra de las conclusiones de esta jornada; "hay que ampliar la zona de protección de los castillos a su entorno", afirmó Antonio Pérez, como forma de proteger tanto los edificios como el paisaje del que ya forman parte.

Especialmente aplaudida fue la intervención de Domingo Jiménez Beltrán, director de la Tribuna del Agua de la Expo, quien propuso a los organizadores aprovechar el entramado creado con estas jornadas para crear un secretariado permanente que vele por la correcta restauración del patrimonio.

Beltrán ofreció una conferencia el último día de las jornadas sobre desarrollo sostenible y puesta en valor del patrimonio y asistió a la clausura del encuentro. En sus intervenciones planteó algunas cuestiones sobre las oportunidades que se pueden abrir al medio rural incluso desde aspectos, en un prinicipio negativos, como el cambio climático. "Tenemos un futuro preocupante pero podemos transformar los desafíos en oportunidades", aseguró. En este sentido, habló del desarrollo de energías alternativas para transformar el sector agrícola y avanzó un proyecto nacional para impulsar la producción de energía solar.

También planteó algunas ideas sobre el uso del castillo de Calatorao o de otras fortificaciones. ¿Por qué todas las escuelas de negocios tienen que estar en la capital?, planteó Beltrán al público y a los responsables de administraciones y entidades financieras presentes

Mañana de premios y homenajes

La organización de las jornadas premió a personas e instituciones por su defensa del patrimonio

Román Alcalá recibió el premio de Ibercaja.

 
 

Miguel Terrado recoge el premio de "El Periódico de Aragón".

La alcaldesa de Salillas, Concepción Sevilla, fue una de las galardonadas durante la clausura de la tercera edición de las Jornadas de Castellología de Calatorao. En su caso, el reconocimiento le vino dado por su empeño en recuperar el torreón de Salillas, también conocida como torre de los moros que, en siete años, ha pasado de ser una vivienda particular a un edificio declarado de interés local ya consolidado y que, en un futuro, servirá para distintos usos socioculturales.

La rehabilitación de este edificio se inició en 2003, después de que el ayuntamiento lo adquiriera en el año 2000 e iniciara las gestiones para conseguir fondos del 1% Cultural de Fomento y destinarlos a este proyecto, según se recordó en la entrega del premio. La organización de estas jornadas quiso de esta forma reconocer el trabajo desempeñado por la alcaldesa para defender la conservación de este patrimonio fortificado. Las mismas palabras de reconocimiento tuvo, hacia Concepción Sevilla, Martín Llanas quien afirmó que este galardón es "un premio muy merecido".

Por su parte, la alcaldesa de Salillas manifestó su ilusión por recibir este premio, una satisfacción "que sería más completa si ya estuviese terminado". Concepción Sevilla recuerda que este era un edificio al que no se concedía ningún valor pero que, gracias a la intervención de Manolo Monreal, el profesor Guitar lo incluyó en una de sus publicaciones sobre castillos de Aragón.

Al inicio de la restauración empezaron a descubrirse elementos originales de la construcción, como las aspilleras y una bóveda, así como las pinturas en yesería, rescatadas bajo la cal y la pintura. El objetivo del ayuntamiento es convertir este espacio en una biblioteca y también hacer un museo.

La organización de las jornadas también premió a la Obra Social de Ibercaja, a El Periódico de Aragón y a la Fundación Uncastillo. Román Alcalá recibió el galardón en reconocimiento a la aportación de Ibercaja en la recuperación del patrimonio aragonés, destacando que, en 2006, se están destinando más de 2,5 millones de euros a esta finalidad y el convenio firmado en 1998 con el Ayuntamiento de Calatorao para la adquisición del castillo de los Priores.

Por su parte, el coordinador de Crónicas, Miguel Terrado, recogió en representación del "El Periódico de Aragón", el premio concedido a este diario tanto por sus artículos de denuncia de atentados contra el patrimonio aragonés como por sus colecciones monográficas sobre castillos y otras fortificaciones.

Héctor Jiménez, en representación de la Fundación Uncastillo, recogió otro de los premios de estas jornadas.

La organización también rindió homenaje a tres personas que han impulsado esta actividad y que han fallecido recientemente. Es el caso del expresidente de ARCA, José Luis Ortega; de Angelines Fondón, miembro de Barbacana; y del periodista Miguel Asensio.

Pilar Longares en "La Crónica de Valdejalón" del mes de Noviembre del 2006

 

 
 
Programa de sesiones
 
Crónica
Álbum III Jornadas

Recuerdos II Jornadas

Álbum de Fotos
 

 
 
 
 
 
 
             
 
www.castillosenaragon.com
www.calatorao.net